Sugerencias metodológicas para el uso de las Lecciones

 

Lección
Por qué / para qué utilizarla Sugerencias metodológicas
• Las lecciones pueden permitir un cambio de ritmo interesante para los alumnos. Nos permite introducir tanta o más información que en un libro de texto normal. Requieren más preparación por parte del profesor que otro tipo de herramientas, pero proporcionan muchos beneficios. Los dos tipos básicos de lecciones, test de árbol y flashcards son relativamente fáciles de crear.

• Tests de árbol: La estructura de lección más básica es el test de árbol. Utilizamos las  ramas para diversificar itinerarios o para organizar grupos de preguntas sobre diferentes conceptos del curso.

• Flash Cards: Los flashcards es otra manera útil de recordar hechos y definiciones. Aprender vocabulario puede ser una tarea muy difícil. Las flashcards permiten que los alumnos practiquen rápidamente lo aprendido. La práctica consiste en mostrarles una serie de pantallas con dibujos de objetos o situaciones para que ellos lo asocien a conceptos, etc.

• Cada grupo o alumno puede trabajar a su ritmo. Nos permite también diversificar intereses, líneas de trabajo o de profundización, etc.
• Podemos aprovechar que las páginas de preguntas están enlazadas unas con otras para hacer una especie de juego de “Elige tu propia aventura”.

• Una simulación en ramas puede ser una gran herramienta de aprendizaje. En cada página, el alumno lee información o mira un gráfico (o ambas cosas) y toma una decisión sobre qué hacer después.
Por ejemplo, una simulación de primeros auxilios puede empezar presentando los síntomas de paciente y preguntando qué haría el alumno después. Cada opción tiene que presentar los resultados y plantearle al alumno la decisión de qué hacer después. Es decir: un diagrama de flujo conceptual.

• Una de las tareas motivadoras más arduas en la clase es conseguir que los alumnos completen los trabajos que les exija informarse (leer…). Aunque no sólo, los alumnos necesitan un refuerzo (especialmente si es positivo) cuando acaban la tarea asignada. Crear un pequeño lección o cuestionario para cada actividad de información (lectura de un texto, visitar una página web, ver un vídeo…) soluciona numerosos problemas.
En primer lugar, anima a los alumnos a hacer la lectura para poder hacer después bien el cuestionario.
Segundo, proporciona a los estudiantes los resultados sobre cómo el nivel de comprensión del mismo.
Por último, proporciona al profesor datos sobre qué aspectos son confusos para los alumnos y cuáles no.

 

 Regresar a: Lecciones

 Siguiente página: Actividades